Buscar


Selecciona el tamaño del neumático.

Noticias

3 claves para comprobar el estado de tus neumáticos

25 de enero de 2018

Los neumáticos son un elemento de seguridad fundamental. Hoy te contamos 3 puntos clave que tienes que tener en cuenta para comprobar el estado de tus neumáticos

La seguridad al volante depende de muchos factores, sin embargo los neumáticos son un elemento de seguridad fundamental de cualquier vehículo. Cuando los neumáticos no están en buen estado el comportamiento del coche cambia y la seguridad al volante se ve afectada. Por eso es tan importante revisar el estado de los neumáticos. Para ello debes comprobar 3 claves que indican el buen estado de tus neumáticos. ¿Sabes cuáles son? Vamos a verlas.

 

1. Desgaste del neumático

Con el paso del tiempo, el uso y los kilómetros conducidos, los neumáticos se desgastan. Sin embargo puede que no se desgasten con la misma intensidad en todos los puntos del neumático, lo cual significa que algo no está bien. Si los neumáticos están desgastados en la parte central puede deberse a que estén demasiado infladas. Por eso es importante revisar la presión de las ruedas y inflarlas siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante.

 

Cuando los neumáticos se desgastan en los extremos, la causa de ese desgaste se debe a que les falta presión y hay que inflarlos hasta el nivel de presión recomendado por el fabricante. Aunque también puede deberse a exceso de carga continuado. 

 

Si los neumáticos de tu coche se desgastan muy rápido en los laterales sin motivo aparente, puede que los neumáticos traseros no estén bien alineados. Un síntoma de este problema es la aparición de estrías en la banda de rodamiento.

 

 

2. Profundidad de la banda de rodadura

La profundidad de la banda de rodadura de los neumáticos es otro punto que debes revisar. Si el dibujo de los neumáticos tiene una profundidad inferior a 2 milímetros el agarre de las ruedas puede verse afectado, sobre todo cuando la carretera está mojada. Lo que puede provocar aquaplaning.

 

Para comprobar la profundidad del dibujo, debes fijarte en el dibujo de los testigos que aparece en todos los neumáticos. Si el nivel de profundidad del testigo está al mismo nivel que el del dibujo de la rueda, deberás cambiar los neumáticos para evitar que te resbalen las ruedas y se te vaya el coche.

 

 

3. Presión del neumático

Cuando la presión del neumático no es la adecuada el chivato de tu coche te avisará indicando que debes inflar las ruedas. En ese caso dirígete a una gasolinera y comprueba el nivel de presión de cada una de las ruedas, inflándolas hasta el nivel que te indique el fabricante del vehículo. En función del tipo de coche que tengas la presión a la que deben estar los neumáticos varía. De modo que antes de inflarlas comprueba el nivel de presión recomendado.

 

Aunque el chivato del coche debe avisarte cuando alguna de las ruedas pierde presión, si al soltar el volante el coche no sigue en dirección recta puede ser un síntoma de que alguno de los neumáticos delanteros, o ambos, están desinflados. Si en cambio lo que te sucede es que el coche se comporta de una manera extraña en las curvas, puede que las ruedas traseras estén desinfladas o desgastadas.

 

© 2018, © Toyo Tire & Rubber Co., Ltd.